Elaboración artesana


Cámara de maduración

 

Nuestra quesería está diseñada en estilo moderno y funcional, cuidando cada detalle.

Cada día, después del ordeño, filtramos la leche, que pasamos a la cuba donde añadimos fermentos lácticos naturales y extracto de cuajo de cabrito lechal.

Cortamos con la lira y dejamos reposar unos minutos.

Comenzamos a moldear  la cuajada directamente en los moldes con un colador. Dejamos reposar y volteamos los quesos cada media hora.

Prensamos con su propio peso.

Pasadas unas horas salamos los quesos a mano.

Dejamos desuerar unos días en la sala de oreo.

Cuando están preparados, los pasamos a la cava de maduración colocados sobre madera natural.

Finalmente envasamos los quesos a mano en papel perforado y atado con hilo de cáñamo para su mejor conservación